Al menos 30 niños asesinados por el frío y las malas condiciones de vida de las personas desplazadas en Siria





Organizaciones internacionales advirtieron el martes que las bajas temperaturas y las condiciones de vida inhumanas de las personas desplazadas en el noroeste de Siria habían matado al menos a 30 niños en los últimos días, entre los 500,000 que huyeron de la violencia.





En vista de la intensiva ofensiva de las fuerzas gubernamentales en la provincia occidental de Alepo y en sectores de Idlib, desde principios de diciembre más de 900 mil personas, según la ONU, de las cuales medio millón de niños, según Save the Children y UNICEF , abandonaron sus hogares y se mudaron a la frontera con Turquía.

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) descubrió que 28 niños han muerto desde principios de 2020, además de otros 49 que resultaron heridos como resultado de la creciente violencia en el área.

La organización no gubernamental (ONG) Save the Children, por su parte, descubrió que siete niños menos, incluido un bebé, murieron recientemente debido a las bajas temperaturas y las «malas condiciones de vida» en los campamentos de desplazados internos en la provincia de Idlib, noroeste de Siria, donde el ejército lleva a cabo una ofensiva contra las facciones insurgentes.

«A medida que más civiles buscan desesperadamente seguridad en la frontera siria con Turquía, nos preocupa que la cifra de muertos también aumente debido a las condiciones de vida absolutamente inhumanas» en los campos de desplazados internos, el director de Save the Children para el Siria, Sonia Khush.

Según esta ONG, en el transcurso de tres días a principios de febrero, casi 145,000 personas han huido de sus hogares y más de 80,000 viven al aire libre, en campos cubiertos de nieve y expuestos al frío.

En un comunicado, UNICEF indicó que se le informó que los dos últimos hospitales que operan en la provincia occidental de Alepo, donde también hay grupos armados de oposición, fueron atacados, uno como centro de maternidad y otro como centro pediátrico.





«La situación en el noroeste es insostenible, incluso para los sombríos estándares sirios», dijo la directora ejecutiva de UNICEF, Henrietta Fore, en la nota.

«Los niños y las familias están atrapados entre la violencia, el frío intenso, la falta de alimentos y las condiciones de vida desesperadas», agregó Fore, quien pidió el fin de «un desprecio absoluto por la seguridad y el bienestar de los niños».

El director ejecutivo de UNICEF pidió a las partes en conflicto que «protejan a los niños y la infraestructura de la que dependen, brinden a las familias un» descanso «y permitan que los trabajadores humanitarios respondan a las necesidades masivas, de conformidad con el derecho internacional humanitario».

El lunes, el subsecretario general de la ONU para Asuntos Humanitarios, Mark Lowcock, advirtió sobre la «horrible» situación en el noroeste de Siria, donde al menos 900,000 personas han abandonado sus hogares debido al creciente conflicto en las provincias de Idlib. y Alepo.

El balance anterior, publicado el jueves por la ONU, cubría a unas 800,000 personas desplazadas.

Manuel Rivas

Fernando Rivas. Compagino mis estudios superiores en ingeniería informática con colaboraciones en distintos medios digitales. Me encanta la el periodismo de investigación y disfruto elaborando contenidos de actualidad enfocados en mantener la atención del lector. Colabora con Noticias RTV de manera regular desde hace varios meses. Profesional incansable encargado de cubrir la actualidad social y de noticias del mundo. Si quieres seguirme este es mi... Perfil en Facebook: https://www.facebook.com/manuel.rivasgonzalez.14 Email de contacto: fernando.rivas@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *