Ahora, Brasil es un país hecho a la medida de Bolsonaro





Veintisiete a√Īos despu√©s de haber entrado por primera vez en el Congreso de los Diputados, Jair Bolsonaro consigui√≥ lo que quiso: tener a Brasil hecho a su medida. El candidato de extrema derecha, del Partido Social Liberal (PSL), venci√≥ la primera vuelta de las elecciones presidenciales con el 46,1% de los votos y arrastr√≥ consigo una fuerte ola conservadora y populista que conquist√≥ importantes cargos estatales y legislativos.





Por el camino, Bolsonaro dejó un centro herido de muerte Рel PSDB, de Geraldo Alckmin, tuvo su peor resultado de siempre, con el 4,8% Рy el Partido de los Trabajadores (PT) quedó reducido a sus bases de apoyo más fieles, perdiendo el resto del país.

Bolsonaro nunca fue un político tradicional y la noche en que subió a un nivel de importancia reservado a pocos en Brasil, volvió a primar por la diferencia en el medio escogido para su discurso de victoria. En vez del modelo tradicional Рuna sala de prensa en un hotel de São Paulo o de Río de Janeiro Рhizo un vivir en Facebook seguido por cientos de miles de personas.

Y, en el discurso propiamente dicho, Bolsonaro quiso subrayar incluso al que vino: una ruptura con el pasado reciente de Brasil. En los a√Īos del PT (de 2003, con Lula, a 2016, con Dilma), dijo: "Como herencia, tuvimos aqu√≠ un pa√≠s que vio sus valores familiares desgastados. Hemos sumergido en la m√°s profunda crisis √©tica, moral y econ√≥mica. Nunca visto. Nuestro pa√≠s est√° al borde del caos. No podemos dar un paso m√°s a la izquierda. Nuestro espacio ahora es para el centro-derecha ".

Bolsonaro habla a Brasil. Estamos en la segunda vuelta !. Enlace en youtube: https://youtu.be/W03TbRU7So0

Publicado por Jair Mesias Bolsonaro on Sunday, October 7, 2018

En partes de su discurso, Bolsonaro trat√≥ de sanar algunas heridas que sus discursos m√°s agresivos abrieron. En un tono m√°s moderado de lo que le es habitual, pero que ya hab√≠a venido a utilizar en las √ļltimas semanas de campa√Īa, que coincidieron con su recuperaci√≥n de la facada de que fue v√≠ctima el 6 de septiembre, apel√≥ a la uni√≥n del pueblo brasile√Īo: "Tenemos que unir a nuestro pueblo, unir los pedazos que nos hizo el gobierno de la izquierda en el pasado. Botando de un lado negros y blancos, jugando nordestinos contra suristas, jugando padres contra hijos, incluso quien tiene opci√≥n homo contra heteros. Vamos a unir a nuestro pueblo. Unidos, seremos una gran naci√≥n. Nadie tiene el potencial que tenemos.





Pero no fue sólo por esa vía que el discurso de Bolsonaro discurrió. En el caso de que se trate de una de las más importantes de la historia de la historia de la humanidad,

"No va a ser fácil, la segunda vuelta. "Ellos tienen miles de millones para gastar, lo sabes!", Dijo a los que asistían al vídeo en Facebook y que las televisiones retransmitirían. "Ellos tienen dinero, tienen un poder económico enorme. También tienen parte de los medios de comunicación a favor de sus propósitos.

Por "ellos", se entiende el PT. Ladeado por la presidenta del PT, Gleisi Hoffmann, y por su candidata a vice, Manuela d'√Āvila, Fernando Haddad hizo un breve discurso a partir de un hotel en S√£o Paulo. Nomin√≥ cada una de ellas, pero fue cuando evoc√≥ el nombre de Lula – "el mayor liderazgo" del PT, le llam√≥ – que los aplausos sonaron m√°s alto.

Sin admitir derrota, el discurso del hombre que Lula escogi√≥ a dedo para tener √©xito en el bolet√≠n de voto no logr√≥ a√ļn ocultar el desaliento de su partido esta noche. No fue s√≥lo en los n√ļmeros que el PT perdi√≥ – fue tambi√©n en los nombres. La mayor prueba de ello fue la derrota de la ex presidenta Dilma Rousseff, que se qued√≥ en cuarto lugar en Minas Gerais y fall√≥ as√≠ la elecci√≥n para senadora en su estado natal.

La ex presidenta Dilma Rousseff falló la elección para senadora de Minas Gerais con apenas el 15,4% de los votos

"Me siento desafiado por los resultados, que son bastante expresivos en el sentido de hacernos atentar para los riesgos que la democracia en Brasil corre", dijo. "La oportunidad de una segunda vuelta es una oportunidad, particularmente en 2018, inestimable que el pueblo nos dio. Y que necesitamos saber aprovechar con sobriedad, pero también con sentido de responsabilidad ", agregó Fernando Haddad.

La narrativa del PT para las semanas siguientes quedó clara en el discurso de Haddad, que va a defender su programa como aquel que defiende la democracia y los más pobres. "Queremos unir a los demócratas de Brasil, queremos unir a las personas que tienen atención a los más pobres de ese país, tan desigual", dijo. "Queremos un proyecto amplio para Brasil, profundamente democrático, pero también que busque, de forma incansable, justicia social."

En el discurso que hizo antes de ser llevado a la c√°rcel, Luiz Inacio Lula da Silva, ex Presidente de Brasil y nombre mayor de la izquierda brasile√Īa, dijo en su voz ronca y combativa: "Ya no soy un hombre, soy una idea". Pero en estas elecciones, quien tiene mayor legitimidad para reclamar ese estatuto es incluso Bolsonaro. Escapulido de las filas de atr√°s del Congreso de los Diputados, donde a lo largo de 27 a√Īos logr√≥ aprobar s√≥lo dos proyectos, Bolsonaro salta ahora a la posici√≥n de Midas de la derecha brasile√Īa y fuerza motriz de candidatos a quienes bast√≥ declarar su apoyo al capit√°n en la reserva para triunfo.

En todas las dimensiones de estas elecciones-para √≥rganos estatales, para cada una de las c√°maras del Congreso o para el cargo de gobernador-, el efecto Bolsonaro se extendi√≥ a varios candidatos que, sin √©l, dif√≠cilmente habr√≠an llegado a donde estas elecciones los llevaron. Entre los hijos de Bolsonaro, Eduardo ha logrado ser el diputado federal elegido con el mayor n√ļmero de votos de siempre para un diputado federal y Fl√°vio , que se celebr√≥ en la carrera de senador por R√≠o de Janeiro. Pero no son s√≥lo los genes que pesa aqu√≠. Fuera de la familia Bolsonaro, el efecto se repite.

Jana√≠na Paschoal, la jurista invitada a argumentar en el Senado a favor acusaci√≥n de Dilma Rousseff en 2016, y nombre que lleg√≥ a ser considerado para vice de Bolsonaro, fue elegida diputada estadual en S√£o Paulo al frente de todos. En el R√≠o Grande do Sul, Luis Carlos Heinze – cuyo partido, el PP, formaba parte de la coalici√≥n del presidenciable Geraldo Alckmin – declar√≥ su apoyo a Bolsonaro en la recta final de la campa√Īa y entrar√° por primera vez en el Senado. A nivel de gobernadores, el efecto Bolsonaro contin√ļa. Wilson Witzel, candidato del PSL en R√≠o de Janeiro y que hasta hace poco nadie conoc√≠a, es ahora favorito a vencer la segunda vuelta, tras conquistar el 41% de los votos este domingo. Y lo mismo pasa con Romeo Zema – candidato a gobernador de Minas Gerais, por el NUEVO, a quien bast√≥ declarar apoyo a Bolsonaro para llegar al 43%.

"El Bolsonaro es el voto √ļtil de la derecha contra el PT. "Esto se percibe con el PSDB, que tiene ahora una votaci√≥n casi vergonzosa", dice al Observador por tel√©fono la acad√©mica Esther Solano, polit√≥loga de la Universidad de S√£o Paulo, que ha seguido de cerca al candidato de la extrema derecha y su electorado. "Migr√≥ todo para el Bolsonaro. Es un desgaste muy grande de la pol√≠tica tradicional, del centro y del centro-derecha. "

Desde que es candidato, Bolsonaro a√ļn no ha dejado de crecer. Primero, se consolid√≥ en su √°rea de origen: los militares y los sectores m√°s conservadores de Brasil. Despu√©s, con la exposici√≥n que la campa√Īa le fue dando, arrebat√≥ el apoyo de varias alas. Entre la poblaci√≥n, conquist√≥ a todos menos los m√°s pobres, cay√≥ en la gracia de la clase media y tambi√©n de la clase media-alta con ense√Īanza superior.

En el caso de la Iglesia Evangélica -tanto de la bancada parlamentaria de aquel sector importante de la vida social y política de Brasil, como de sus más importantes líderes, con el obispo Edir Macedo, fundador de la IURD- y también logró caer en el favor del Frente Parlamentario, Agropecuaria, que junta a más de 200 diputados y senadores.

Edir Macedo, obispo fundador de la IURD, ya declaró su apoyo a Bolsonaro

Esta expansi√≥n se nota en el mapa de Brasil. En 26 estados, 16 cayeron al lado de Bolsonaro. Los restantes 10 son de Haddad, que s√≥lo logr√≥ mantener el Nordeste, basti√≥n de larga data del PT. Sin embargo, las zonas para donde se ha expandido en sus mejores a√Īos -donde se incluye el Sur y el Sudeste- son ahora del capit√°n de la extrema derecha.

Por todo ello, las especialistas escuchadas por el Observador en esta noche electoral tienen dudas en cuanto a la posibilidad de un giro de Haddad. "Va a ser muy difícil para el Haddad, porque el PT perdió lugares importantes, salió muy perjudicado en sus alianzas regionales", explica Esther Solano.

Luciana Veiga es perentoria: "El Bolsonaro es el favorito. Está saliendo con más fuerza de la primera vuelta, porque está más cerca de ese anhelo de la derecha que domina ahora el país. Y lo más curioso es que se quedó todos estos días guardados en el hospital. Pero su militancia fue muy importante. No se detuvo. La cantidad de mensajes en WhatsApp que cae en cada momento es sorprendente.

Para esta polit√≥loga de R√≠o de Janeiro, la √ļnica opci√≥n que el PT tiene ahora es la de apostar en el "discurso de clase". Y concluye: "Si no es as√≠, no resulta nada m√°s y Bolsonaro ser√° Presidente".

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *