A trav√©s de im√°genes raras, los investigadores sacan a los ni√Īos del Holocausto del anonimato





Aparecen menos de tres segundos en la pel√≠cula, sus rostros distorsionados a trav√©s del cristal de la ventana. Peque√Īos querubines, mirando confundidos la ca√≥tica escena en el and√©n del ferrocarril. En unos momentos el tren comenzar√° a funcionar y se dirigir√°n a un campo de concentraci√≥n nazi.





Durante d√©cadas, estos ni√Īos han estado entre las v√≠ctimas an√≥nimas del odio, capturado en un video poco com√ļn que muestra a los nazis enviando personas en vagones de ganado para ser asesinados.

La grabaci√≥n es parte de una compilaci√≥n conocida como ¬ęWesterbork Film¬Ľ, el nombre del campo de transferencia nazi desde el cual los jud√≠os holandeses fueron deportados a campos de concentraci√≥n en la Polonia ocupada y Alemania. Filmado en 1944, el metraje se utiliz√≥ en innumerables documentales de guerra, los pasajeros desconocidos sirvieron como rostros p√ļblicos para los millones enviados al ¬ęeste¬Ľ.

Ahora, dos investigadores holandeses, autores de un nuevo libro sobre la pel√≠cula, han identificado a dos de los ni√Īos detr√°s del cristal, as√≠ como al menos a otras diez personas capturadas en la pel√≠cula, ofreciendo una visi√≥n personal y m√°s detallada de las vidas destruidas por el Holocausto.

Los ni√Īos eran Marc Degen, de 3 a√Īos, y su hermana Stella Degen, de 1. Los investigadores creen que su primo, Marcus Simon Degen, que pronto cumplir√≠a 4, tambi√©n estaba en el tren. Los ni√Īos fueron deportados con sus padres el 19 de mayo de 1944 al campo de concentraci√≥n de Bergen-Belsen en Alemania. La escena fue grabada por Werner Rudolf Breslauer, un prisionero jud√≠o alem√°n que fue asignado a filmar aspectos del campo con fines de propaganda.

Los tres ni√Īos sobrevivieron a la guerra, incluso despu√©s de que sus padres fueron separados de ellos, gracias a los esfuerzos de otro preso que los escondi√≥ y protegi√≥. Dos est√°n vivos y dan su testimonio sobre los horrores que han sufrido.

¬ęAhora siento que puedo gritar desde los tejados: ‘Todav√≠a estoy aqu√≠. Los nazis no me atraparon'¬Ľ, dijo Marc Degen, quien recientemente cumpli√≥ 80 a√Īos, en una entrevista en su casa en Amstelveen, un suburbio boscoso. de Amsterdam.





Su hermana, ahora Stella Fertig, vive en la ciudad de Nueva York. Su primo también sobrevivió a la guerra, pero murió en 2006.

Los investigadores, Koert Broersma y Gerard Rossing, revelaron la identidad de otras personas que aparecen en la pel√≠cula como parte del lanzamiento de su nuevo libro, ¬ęKamp Westerbork Gefilmd¬Ľ, el martes (18) en el Westerbork Field Memories Center, un museo y memorial en Drenthe, Holanda.

La publicaci√≥n del libro coincide con el lanzamiento de una versi√≥n recientemente restaurada y digitalizada de la ¬ęWesterbork Film¬Ľ, creada por el archivo de medios Instituto Dutch de Som e Vis√£o. El documental, originalmente de unos 80 minutos de duraci√≥n, hoy dura dos horas y media y muestra varios aspectos de la vida en el campo de tr√°nsito, incluidas algunas grabaciones reci√©n descubiertas. La pel√≠cula con las nuevas escenas tambi√©n se ajust√≥ para corregir la velocidad (para que la gente camine a un ritmo normal), lo que alarga su proyecci√≥n.

Antes de estas recientes identificaciones, solo dos pasajeros de los casi mil a bordo del tren hab√≠an sido nombrados: una ni√Īa gitana que esp√≠a aterrorizada entre dos puertas del vag√≥n de ganado fue reconocida como Settela Steinbach por un periodista holand√©s en 1992. Broersma y Rossing hab√≠a descubierto antes que una mujer a la que empujaban en una especie de carro era Frouwke Kroon, de 61 a√Īos, de Appingedam, una peque√Īa ciudad en el noreste de Holanda, que fue asesinada en Auschwitz tres d√≠as despu√©s.

¬ęPoner un nombre en una cara realmente hace que esta enorme tragedia monol√≠tica sea comprensible y narrable¬Ľ, dijo Lindsay Zarwell, archivero de pel√≠culas en el Museo Conmemorativo del Holocausto de los Estados Unidos en Washington. ¬ęTener un nombre y un apellido, y saber un poco de d√≥nde vino la persona y lo que le sucedi√≥ lo hace real. A veces me hace temblar. Y tambi√©n literalmente cambia lo que est√°s viendo¬Ľ.

La restauración de la película y la investigación de su historia fueron un esfuerzo conjunto de cuatro organizaciones históricas holandesas: Sound and Vision, Camp Westerbork, el NIOD Institute for War, Holocaust and Genocide Studies y el Jewish Cultural Quarter en Amsterdam.

¬ęLos cuatro institutos que se ocupan de esta pel√≠cula quer√≠an asegurarse de que se contara la historia y toda la historia¬Ľ, dijo Valentine Kuypers, curadora de Sound and Vision.

Con el mismo objetivo en mente, Broersma y Rossing decidieron profundizar en la historia de la película, lo que se hizo a pedido del comandante de campo de las SS Albert Konrad Gemmeker. Tenía la intención de enviarlo a las autoridades nazis que querían cerrar el campo de tránsito. En la primavera de 1944, el 90% de los judíos de Holanda habían sido deportados.

¬ęSe hizo como una pel√≠cula de propaganda¬Ľ, dijo Broersma. ¬ęGemmeker ten√≠a miedo de ser enviado al frente oriental porque Westerbork hab√≠a perdido su prop√≥sito como campo de tr√°nsito¬Ľ. El comandante orden√≥ a Breslauer que tomara im√°genes de personas en el trabajo porque ¬ęquer√≠a mostrar que Westerbork segu√≠a siendo importante como campo de trabajo¬Ľ.

Breslauer filmó durante meses con materiales comprados por SS. Pero fue más allá de los límites de su tarea, documentando no solo el trabajo, sino también tres envíos de judíos, dos que llegaban y uno que se marchaba.

El tren de salida que tom√≥ el Degens se dividi√≥ en dos partes. Vagones de pasajeros de tercera clase, con ventanas y asientos, fueron conducidos a Bergen-Belsen, Alemania, donde algunos prisioneros fueron detenidos como ¬ęmaterial de negociaci√≥n¬Ľ y canjeados por prisioneros alemanes.

La otra mitad del tren, vagones de ganado sin ventanas, se dirigió a Auschwitz-Birkenau, donde la gran mayoría de los pasajeros murieron en cámaras de gas a su llegada.

¬ŅGemmeker, el comandante del campamento, hab√≠a ordenado a Breslauer que filmara el transporte? Broersma no cree eso. Entrevist√≥ a la hija de Breslauer, Chanita Moses, en la d√©cada de 1990, y ella dijo que su padre film√≥ los trenes sin el permiso del comandante, lo que provoc√≥ discusiones.

¬ęElla nos dijo que su padre estaba decidido a dejar el relato de un testigo ocular en una pel√≠cula¬Ľ, dijo Broersma. ¬ęQuer√≠a grabar im√°genes de estos transportes porque eran la prueba definitiva del Holocausto¬Ľ.

La pel√≠cula contiene aproximadamente 8 minutos de im√°genes de transporte. Viajeros con estrellas amarillas cosidas a sus abrigos, bolsos colgando de sus hombros, se suben a los compartimentos abiertos. Algunos est√°n at√≥nitos, pero otros se ven extra√Īamente alegres, lo que ha provocado mucho debate acad√©mico m√°s tarde. Se ve a ancianos y discapacitados sentados en el piso del tren, entre paja y equipaje. Cuando el comandante da la se√Īal, las enormes puertas del vag√≥n se cierran.

El tiroteo termin√≥ abruptamente, por razones desconocidas. La materia prima nunca fue editada. Breslauer perdi√≥ cualquier ventaja que pudiera haber tenido como camar√≥grafo, y √©l, su esposa y sus tres hijos fueron deportados a Theresienstadt en septiembre, luego a Auschwitz, donde la mujer y dos ni√Īos fueron asesinados con gas. Muri√≥ en un lugar desconocido en febrero de 1945; su hija sobrevivi√≥ a la guerra.

Stella Fertig dijo que no recuerda nada de los a√Īos de la guerra.

¬ęLa gente dice: ‘Es mejor que no lo sepas'¬Ľ, dijo. ¬ęPero me gustar√≠a saber un poco m√°s¬Ľ.

Ella y Marc Degen no sabían sobre la película, ni su papel en ella, hasta que los autores los contactaron. Cuando Marc vio la grabación, se reconoció a sí mismo y a su madre en la ventana derecha del compartimento del tren.

¬ęEstaba emocionado de verme a m√≠ mismo como un ni√Īo, siendo transportado con mi familia¬Ľ, dijo. ¬ęMe siento privilegiado de que, a los 80 a√Īos, me sienta saludable, en mi cabeza y en mi cuerpo, y pueda hablar de eso hoy¬Ľ.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *