A los 29 años eligió la eutanasia para poner fin a los problemas psiquiátricos





Aurelia Brouwers tenía 29 años cuando ingerió veneno ministrado por un médico. Finalmente, encontró un remedio fatal para 17 años de sufrimiento con problemas psiquiátricos.





"Tengo 29 años y me inscribía de libre voluntad para la eutanasia, escogí morir porque tengo muchos problemas de salud mental. Sufro de forma insoportable y no tengo esperanza", se oye en una grabación hecha pocos días antes de morir, enero.

A las 14 horas de ese día frío del final del primer mes del año, Aurelia se despidió de 17 años de sufrimiento. "Cuando tenía 12 años sufrí de depresión", dijo en declaraciones al canal holandés RTL, que acompañó los últimos 15 días de vida de aquella joven holandesa para un reportaje sobre la eutanasia.

"Cuando me diagnosticaron la depresión por primera vez, me dijeron también que tenía trastorno de personalidad", recordó. "A esto se siguieron otros diagnósticos: trastorno afectivo, depresión crónica, tendencias suicidas crónicas, sofro de ansiedad y oigo voces", agregó.

Este cuadro, relatado en el reportaje, no convenció a los médicos que la acompañaban a validar la eutanasia. Ante la negativa, Aurelia recurrió al último sitio en que podría tener alguna esperanza de poner fin a la vida, la Levenseindekliniek, en La Haya, en el norte de Holanda. Conocida como la clínica del "fin de la vida", es el último recurso para aquellos a quienes los médicos de familia rechazan el pedido de eutanasia.

"Aurelia Brouwers es una mujer joven y eso hace que sea más difícil tomar la decisión, porque en esos casos se pierde mucha de la vida que tendría por delante", dijo Kit Vanmechelen, psiquiatra que evalúa las solicitudes de eutanasia en Levenseindekliniek.

Aunque no ha participado directamente en la eutanasia de Aurelia, percibe bien la diferencia entre estos casos y los de enfermedad terminal, en que la muerte es sólo una inevitable dolorosa que vendrá con el tiempo. "Los pacientes psiquiátricos son más jóvenes que los pacientes físicos", explicó Kit Vanmechelen.





La muerte de Aurelia destapó el velo de la polémica sobre la eutanasia. Siendo una enferma psiquiátrica, ¿tendría la claridad necesaria que aboga la ley holandesa para decidir, en conciencia, sobre la propia muerte?

"Nunca podremos estar 100% seguro de ello", reconoció Kit Vanmechelen. "En el caso de los disturbios de personalidad el deseo de morir es muy común, pero si el paciente es consciente e hizo varios tratamientos para el problema, entonces esa voluntad es tan válida como la de un paciente con cáncer que no continúe viviendo" , añadió la psiquiatra.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nací en Cuba pero resido en España desde muy pequeñito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interesé por el periodismo y la información digital, campos a los que me he dedicado íntegramente durante los últimos 7 años. Encargado de información política y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook: https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *