A continuación: más protestas



En el Reino Unido, un mes pasado, un ciudadano protestó contra la salida de su país de la Unión Europea arrojando un milk-shake -de banana con caramelo, se apuró después- en Nigel Farage, líder del partido del brexit. Otros políticos británicos han sido golpeados con milk-shakes, sin distinción de sabor. El resultado es siempre vergonzoso -la víctima tiene la chaqueta, la camisa y el rostro laminados de helado, leche y jarabe, lo que le obliga a lavarse. A no ser, claro, que se lame.

Cada uno protesta como puede. Como la mayoría de los políticos no se ofenden al tener a la madre burla, los activistas les disparan cosas. El francés Nicolas Sarkozy se llevó un pastel en la cara en 1997, en Bélgica, y aún no era presidente. Su sucesor, François Hollande, en 2012, sufrió un ataque con harina jugada por una mujer. En 2009, en Bagdad, el presidente estadounidense, George Bush, fue apuntado con dos zapatos tirados por un iraquí. Y en 2010, José Serra, candidato a la Presidencia por el PSDB, en Río, llevó una bolita de papel en la calva. Por la violencia del acto, lo condujeron a un hospital.

No se debe confundir una protesta con un atentado. El atentado es una protesta radical, principalmente cuando resulta en la muerte, como sucedió con los estadounidenses Abraham Lincoln, John Kennedy y Martin Luther King. Cuando falla, se convierte en comedia, como los intentos de la CIA de matar a Fidel Castro, con un cigarro envenenado, una bomba dentro de la bota y una bola de béisbol explosiva.



El presidente Bolsonaro, que ya ha sido objeto de un atentado, le gustan las protestas. Otro día promovió uno, a su propio favor. Pero, como no para de llamar al país para la pelea, todo indica que atraerá cada vez más protestas -contra él.

En Kazajstán, hace poco, un joven fue arrestado al protestar con un cartel en blanco. Si hacen esto contra Bolsonaro, nadie sentirá falta de las palabras. Todos sabrán lo que el cartel quiere decir.


Nacho Vega

Nacho Vega. Nací en Cuba pero resido en España desde muy pequeñito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interesé por el periodismo y la información digital, campos a los que me he dedicado íntegramente durante los últimos 7 años. Encargado de información política y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebookhttps://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *