Amistades improbables

Cuando la conocí personalmente no la encontré la persona más simpática del mundo. Medio cerrada, resguardada, tal vez calejada de quien se acercaba sólo por interés. La conocí con el pomposo título de "el blogger más influyente del país". Pero quien me conoce sabe que eso no me deslumbraba. Descubrí, más tarde, que tampoco la impresionaba. No tiene la arrogancia de la corona digital. Pero hay que conocer más que las selfies del Instagram, o de los posts irreprochablemente escritos con aquel sarcasmo que tanto la caracteriza. Es que ella es tan más que la Palomita Más Dulce. ¡TAN MÁS!

Mirando desde afuera, todo tendríamos que continuar en lados opuestos de barricada. Yo en un lado serio, ella en un supuesto lado ligero. Pero quiso la vida que nos encontrase. ¿Y donde? ¡En la Facultad! En un curso donde se mezclaba gestión y estilo de vida (estaba escrito estos dos lados encontrarse).

Nos sentamos junto a la otra a la hora del almuerzo. Me metí con ella diciendo que había trabajado con algunas personas que ella conocía. La noté desconfiada y pensé "ui, tenemos vedette". La dejé de la mano. Al día siguiente hablamos un poco más. Se fue soltando. Yo ya estaba casi con la polla suelta y sólo decía payaso [o que não é assim tão estanho. Aliás, é uma constante]. Comenzó allí una amistad de aquellas levesinhas, ve. Pero quiso el destino que no se quedara por el leves. Y a través de ella hasta conocí a otras tantas personas espectaculares. No voy a adelantar detalles del resto porque hay cosas que son sólo nuestras, y así deben ser. Pero la vida también me enseñó que no debemos guardar lo que sentimos sólo para nosotros. Debemos demostrar. Y a pesar de ella saber cuánto me gusta, me apeteció gritar al mundo. Y ya entré en aquella fase en que me apetece, lo hago. Spot!

No tengo ninguna duda de que se sorprender al leer estas líneas. No hace la menor idea. Estando embarazada, y con las hormonas al saltar, o bien que desata a llorar, o bien que me insulta. Estoy preparada para ambos, pero por el sí por el no deja aquí quedarse aquí de lejos porque las hormonas de una mujer son medio tramadas. La belleza de la vida son también las amistades improbables. Las personas que entran cuando menos esperamos y que hacen morada cautiva por acá. Como ella dice: dan aquel caluroso en el corazón. [Alerta lamechas!]

En el caso de que se trate de una de las más importantes de la historia de la música, la música de la música, la música, la música, la música y la música. dinero [e a tia vai estar cá para ter dar umas dicas] es tener salud y ser feliz. Me encanta mucho, querida princesa. Que seas inmensamente feliz y que quites la carta luego a los 18 para llevar las cuotas a la Revenge. ¡Besos, tía Bá! "

Noticia publicada por...

Nacho Vega
Nacho Vega. Nací en Cuba pero resido en España desde muy pequeñito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interesé por el periodismo y la información digital, campos a los que me he dedicado íntegramente durante los últimos 7 años. Encargado de información política y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebookhttps://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Sé el primero en comentar en "Amistades improbables"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*