8 mitos y verdades sobre el parto humanizado





En los √ļltimos a√Īos, ha habido un creciente debate sobre parto humanizado, que predica el parto de la manera m√°s natural posible y le da a las mujeres una gran autonom√≠a en el proceso. El movimiento es una respuesta a lo que la Organizaci√≥n Mundial de la Salud (OMS) llama la "medicalizaci√≥n del parto", es decir, el uso indiscriminado de intervenciones y cirug√≠as que a veces incluso da√Īan a la madre y al beb√©.

Seg√ļn la organizaci√≥n y varias investigaciones cient√≠ficas, nacer en un ambiente c√°lido y oportuno (se√Īalado por el inicio del parto) suele ser la mejor manera de venir al mundo. Durante este momento tan importante, la madre puede elegir si quiere recibir anestesia, en qu√© posici√≥n tendr√° lugar el parto, a qui√©n quiere tener al lado durante todo el proceso, qu√© comer y beber … Incluso tiene derecho a ba√Īarse y moverse.

Para ser claros, el parto humanizado no es lo contrario de una cesárea. De hecho, el nacimiento por métodos naturales también puede ser extremadamente inhumano en algunas situaciones.

Este es incluso el primero de los ocho mitos que abordamos aquí, de una conversación con Ana Cristina Duarte, obstetra y fundadora de Siaparto, el Simposio internacional sobre asistencia al parto. Compruébalo:

1) Cada nacimiento normal es humanizado

Mito. Para ser humanizado, debe ocurrir con total respeto por la mujer y el bebé, sin violencia obstétrica. La episiotomía innecesaria durante un parto normal (un corte en la vagina para facilitar el paso del bebé) o la maniobra de Heimlich cuando el profesional de la salud se sube a la mujer para empujar el vientre son dos ejemplos de actitudes inapropiadas.





‚ÄúA veces, el parto ocurre sin intervenciones, pero tambi√©n sin ninguna ayuda para las mujeres. En ese caso, no ser√≠a humanizado ‚ÄĚ, comenta Ana.

2) Para ser humanizado, el parto debe ser normal

Mito. “El parto humanizado aboga por la seguridad. Cuando está amenazada, debemos realizar una cesárea ", explica Ana. El punto es hacer una buena indicación de este procedimiento. Su logro indiscriminado, especialmente cuando se programa sin una razón clara y justificable, conlleva más riesgos que beneficios.

Como cualquier cirugía, existe la posibilidad de sangrado y complicaciones en la anestesia, así como una mayor probabilidad de problemas respiratorios para el recién nacido. Idealmente, espere a que comience el parto y, si hay dificultades, el bebé está sufriendo o la madre decide ir a la cesárea.

Otra indicaci√≥n segura de la operaci√≥n es la placenta previa, una afecci√≥n que aumenta el riesgo de sangrado. Sin ella, la imagen amenaza la vida de la madre y el ni√Īo.

3) La ces√°rea no puede ser humanizada

Mito. El concepto de parto humanizado está estrechamente relacionado con el método normal. Pero si esto realmente no es posible, que es una excepción más que una regla, algunas medidas humanizan la cirugía.

Ejemplos: tener un compa√Īero presente, controlar el ruido y la luz, hacer que el ni√Īo amamante tan pronto como nazca y guiar a la mujer sobre el proceso.

4) Las mujeres no tienen derecho a la anestesia en el parto humanizado.

Mito. "Se le pueden dar remedios específicos para aliviar el dolor cuando lo desee", dice Ana. La diferencia es que un equipo centrado en el parto humanizado invierte en técnicas no farmacológicas antes de pasar a la analgesia tradicional.

Entre ellos, destacamos masajes, ba√Īos calientes, movimientos relajantes … Incluso calmar el medio ambiente, escuchar m√ļsica, ganar afecto y hacer senderismo ayuda. Si nada de esto funciona y el dolor es severo, est√° bien recibir anestesia.

5) La recuperación del parto humanizado es mejor

La verdad. Como debería ser, la cirugía, como la cesárea, requiere un tiempo de rehabilitación más prolongado. Sin embargo, el parto humanizado también tiene más ventajas que el parto natural sin tal cuidado.

‚ÄúNo cortamos, por ejemplo, la episiotom√≠a y evitamos los medicamentos. Esto acorta el tiempo de recuperaci√≥n ‚ÄĚ, dice Ana.

Otro factor que contribuye a la restauraci√≥n de las fortalezas de las mujeres es el contacto piel con piel con el ni√Īo, lo que favorece la lactancia materna. Cuando ocurre la lactancia, el cuerpo de la madre libera m√°s oxitocina, la hormona responsable de las contracciones uterinas que ayudan al cuerpo a volver a su tama√Īo normal.

6) La voluntad de la mujer es superior a la voluntad del médico.

Controvertido. El C√≥digo de √Čtica M√©dica del Consejo Federal de Medicina (CFM) establece: "Est√° prohibido que el m√©dico deje de obtener el consentimiento del paciente o su representante legal despu√©s de aclarar el procedimiento a realizar, excepto en caso de riesgo inminente de muerte. " Por lo tanto, si √©l o ella entiende que la seguridad del beb√© o la mujer est√° bajo una amenaza grave, el m√©dico recibe apoyo para tomar medidas para garantizar la vida de la madre o el beb√©.

Por otro lado, no puede poner su voluntad por encima de la mujer en ninguna otra situación. Y debe explicar claramente las opciones disponibles para cada momento para que la madre sea parte de la elección.

"En el parto y en cualquier situaci√≥n de salud, todas las decisiones tendr√≠an que compartirse", dice Ana. "Cualquier complicaci√≥n debe abordarse de manera clara y veraz a la mujer. Teniendo en cuenta que el ni√Īo est√° en peligro, ella no negar√° una intervenci√≥n ‚ÄĚ, comenta.

7) El parto humanizado es un derecho de la mujer

Te√≥ricamente cierto. Es recomendado por el Ministerio de Salud, que tiene pautas sobre el tema. Adem√°s, varios estados tienen sus propias leyes que garantizan el acceso al nacimiento humanizado en el sistema p√ļblico. Sao Paulo, Amazonas, Cear√°, Alagoas, R√≠o de Janeiro y Goi√°s se encuentran entre ellos.

La Agencia Nacional de Salud Suplementaria (ANS), que regula los planes de salud, también ha esbozado reglas para fomentar el parto normal. Por otro lado, no redactó un reglamento para frenar las cesáreas innecesarias.

"En la práctica, todavía vemos que los médicos a menudo intentan forzar la cesárea con falsas indicaciones para no comprometer su agenda", critica Ana.

8) El parto humanizado es más peligroso para el bebé

Mito. Esperar a que comience el trabajo de parto y que el ni√Īo venga al mundo naturalmente se considera el m√©todo de nacimiento m√°s seguro. El proceso puede llevar muchas horas, pero limitar√° el bienestar y la seguridad materna y fetal. "Siempre que est√© amenazada, ser√° necesario intervenir", destaca la obstetra.

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *