20 a√Īos de la Operaci√≥n Sudamericana





Hace exactamente 20 a√Īos se firm√≥ el primer comunicado conjunto de los 12 pa√≠ses de Am√©rica del Sur, reunidos en Brasilia el 31 de agosto y 1 de septiembre de 2000, los representantes decidieron organizar una agenda com√ļn de integraci√≥n regional. Despu√©s de casi dos siglos de independencia de la mayor√≠a de los pa√≠ses de Am√©rica del Sur, fue la primera vez que todos sus presidentes se reunieron sin la presencia de otros pa√≠ses.





Fue un hito en la integraci√≥n impulsada por la diplomacia presidencial que dio origen a la Iniciativa para la Integraci√≥n de la Infraestructura Regional Sudamericana (IIRSA) y la Comunidad Sudamericana de Naciones (2004). En 2008, nuevamente en Brasilia, estas iniciativas se institucionalizaron con la firma del tratado constitutivo de la Uni√≥n de Naciones Suramericanas (Unasur) por parte de todos los presidentes de la regi√≥n, documento que fue ratificado por los parlamentos de los 12 pa√≠ses en los a√Īos siguientes.

En un seminario preparatorio, el 2 de agosto de 2000, con la presencia del ex presidente argentino Ra√ļl Alfons√≠n, diplom√°tico brasile√Īo Seixas Corr√™a, parafraseando la expresi√≥n de Juscelino Kubitschek, cuya ‚ÄúOperaci√≥n Panamericana‚ÄĚ de la d√©cada de 1950 dej√≥ legados como el Banco Interamericano de Desarrollo, dijo que el proceso vivido en ese momento podr√≠a alg√ļn d√≠a ser conocido como la Operaci√≥n Sudamericana.

La organizaci√≥n de los pa√≠ses sudamericanos ya se hab√≠a formulado desde la redemocratizaci√≥n. En reuni√≥n del Grupo de R√≠o en 1993, el presidente Itamar Franco mencion√≥ la creaci√≥n de un √Ārea de Libre Comercio Sudamericana, en clara referencia y relativo contrapunto a la propuesta √Ārea de Libre Comercio de las Am√©ricas (ALCA), que era la agenda Prioridad hemisf√©rica de Estados Unidos.

La Operación Sudamericana, liderada por Brasil, se construyó sobre tres pilares: democracia, integración económica basada en el regionalismo abierto y la autonomía. Elementos que se recordaron en los discursos de los presidentes en Brasilia.

El anfitrión Fernando Henrique Cardoso advirtió que en caso de ruptura, o amenaza de ruptura, del orden democrático en cualquier país de América del Sur, los países realizarían consultas y adoptarían las medidas necesarias para la defensa de la democracia y la protección de los derechos humanos. El comunicado conjunto de los 12 representantes reconoció que la paz, la democracia y la integración son elementos indispensables para garantizar el desarrollo y la seguridad regionales.

El tercer p√°rrafo del comunicado merece ser recordado en su totalidad. ‚ÄúAm√©rica del Sur inicia el nuevo siglo fortalecida por la progresiva consolidaci√≥n de sus instituciones democr√°ticas, por su compromiso con los derechos humanos, la protecci√≥n del medio ambiente – aplicando el concepto de desarrollo sostenible -, superando las injusticias sociales y el desarrollo de sus pueblos, por el crecimiento de sus econom√≠as, por el compromiso de mantener la estabilidad econ√≥mica y por la expansi√≥n y profundizaci√≥n de su proceso de integraci√≥n ‚ÄĚ.





La agenda econ√≥mica fue impulsada por el √©xito comercial del Mercosur y los bloques subregionales en varias partes del mundo en la d√©cada de 1990. El entonces presidente colombiano Andr√©s Pastrana se√Īal√≥ en la reuni√≥n que el comercio dentro de los bloques subregionales hab√≠a crecido un 17% anual en el Mercosur y un 14%. reuniones anuales en la Comunidad Andina en los diez a√Īos anteriores a la reuni√≥n. El comunicado conjunto indic√≥ que, en el mediano y largo plazo, solo una mayor inserci√≥n de los pa√≠ses suramericanos en la econom√≠a internacional ser√≠a posible con la incorporaci√≥n permanente de innovaciones tecnol√≥gicas, que incrementar√≠an el valor agregado de las exportaciones y mejorar√≠an la competitividad regional.

Articular las agendas de los pa√≠ses de la regi√≥n fue visto como la forma m√°s adecuada para negociar el ALCA, considerado en ese momento como inevitable. En la inmediata posguerra fr√≠a, Estados Unidos fue visto como la √ļnica potencia mundial, Rusia qued√≥ destrozada y las principales preocupaciones de la comunidad internacional sobre China fueron su crecimiento demogr√°fico y la pirater√≠a de productos de marca occidental.

Es sorprendente recordar que el presidente peruano Alberto Fujimori, apenas unos meses antes de dejar el cargo, declar√≥ al cierre de ese hist√≥rico encuentro que se trataba de la partida de nacimiento de los Estados Unidos de Am√©rica del Sur. Quiz√°s lo m√°s inusual para los ojos de hoy es que los apellidos tan divergentes y aparentemente incompatibles como De la Rua, B√°nzer, Cardoso, Lagos, Pastrana, Noboa, Jagdeo, Macchi, Fujimori, Venetiaan, Batlle y Ch√°vez pudieron dialogar en torno a una agenda com√ļn de inter√©s para todos los pa√≠ses.

En la década de 2000, estimulada por el auge de las materias primas, la región experimentó un período de relativa estabilidad política, crecimiento económico y distribución de ingresos sin precedentes. Lula da Silva, Uribe, Kirchner, entre otros, mantuvieron la conversación.

En los √ļltimos a√Īos, con el fin del boom econ√≥mico, todos los pilares de la Operaci√≥n Sudamericana se han debilitado. Los instrumentos de defensa de los derechos humanos se debilitan y la democracia pierde entusiasmo. El comercio intrarregional se desplom√≥, las exportaciones de los pa√≠ses sudamericanos fueron reprendidas y el mercado de productos manufacturados de la regi√≥n fue ocupado por China, no por los EE. UU., Como se imagin√≥ en 2000. Algunos pa√≠ses ahora se alinean autom√°ticamente con la pol√≠tica exterior de EE. UU. Y la fr√°gil la estructura de gobernanza regional aut√≥noma ya no existe.

La falta de integración institucional ha sido costosa y se ha perdido el cobro de integración. La cartera de proyectos de infraestructura regional que fue actualizada sistemáticamente por los gobiernos ha sido abandonada desde diciembre de 2017. Se desactivaron otros instrumentos sudamericanos que tuvieron resultados satisfactorios en áreas de defensa y salud.

Sebasti√°n Pi√Īera convoc√≥ en marzo de 2019 la m√°s reciente reuni√≥n presencial de presidentes de Am√©rica del Sur. Siete representantes asistieron a la reuni√≥n y decidieron reemplazar Unasur por el Foro Prosul. La justificaci√≥n presentada en los discursos fue que Unasur ser√≠a ideologizada (influencia bolivariana), burocr√°tica (tratado, regimiento) y costosa (40 empleados y un presupuesto anual de 11 millones de d√≥lares).

Despu√©s de un a√Īo y medio, Prosul ha tenido dificultades para mostrar de d√≥nde viene. Se han convocado algunas reuniones de altos funcionarios para abordar el Covid-19, pero los altos representantes de algunos de sus principales pa√≠ses nunca han asistido. El foro se ha limitado a declaraciones de pa√≠ses de la regi√≥n, sin acci√≥n pr√°ctica. Uno de los pocos compromisos de Prosul fue que el foro estar√≠a presidido por un pa√≠s cada a√Īo. El primero ser√≠a Chile, que pasar√≠a la presidencia a Paraguay en marzo de 2020. Chile pidi√≥ que su presidencia se extienda hasta diciembre y el presidente Iv√°n Duque exigi√≥ que Colombia asuma la pr√≥xima presidencia en lugar de Paraguay.

Al parecer, no se dan las condiciones para la continuaci√≥n de la Operaci√≥n Sudamericana que permitir√≠a a la regi√≥n actuar como un tercero interesado en la nueva polarizaci√≥n entre EE.UU. y China y construir agendas comunes en √°reas como el desarrollo de regiones fronterizas, financiamiento y garant√≠as para el comercio. intrarregional, salud y defensa. Sin embargo, no se puede olvidar la reuni√≥n de hace 20 a√Īos.

www.latinoamerica21.com, un proyecto plural que difunde diferentes visiones de América Latina.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *