18 meses en la vida de Max Taylor, desde nueve semanas de quimioterapia hasta la renovación del contrato con el Manchester United





El momento en que vivimos hoy, en todo el mundo, nos hace olvidar los cuentos de hadas. Las historias que parecen inventadas por los escritores m√°s optimistas, dibujadas por los pintores menos realistas e interpretadas por los m√ļsicos m√°s alegres. Lo cierto es que los cuentos de hadas siguen existiendo. Y son a√ļn m√°s reconfortantes de encontrar en este momento, cuando las historias m√°s comunes tienen poco optimismo o alegr√≠a.





Max Taylor, de 20 a√Īos, es el protagonista de uno de estos cuentos de hadas. En noviembre de 2018, le diagnosticaron c√°ncer testicular. En las filas del Manchester United desde que ten√≠a 14 a√Īos, naci√≥ y creci√≥ en la ciudad, hab√≠a firmado su primer contrato profesional cinco meses antes. Despu√©s del diagn√≥stico, se someti√≥ a nueve semanas intensas de quimioterapia y cirug√≠a. En septiembre del a√Īo pasado volvi√≥ a entrenar y en octubre estuvo en el campo para los menores de 23 a√Īos del diablos Rojos. En noviembre, Ole Gunnar Solskjaer fue llamado al equipo principal para visitar Astana, en la fase de grupos de la Europa League, pero nunca dej√≥ el banquillo y todav√≠a est√° esperando su debut. Este mi√©rcoles, 18 meses despu√©s de comenzar los tratamientos, Max Taylor renov√≥ su contrato con el Manchester United y es una de las apuestas del club para el futuro.

El joven central, quien mientras estaba enfermo recibi√≥ mensajes de apoyo de Jos√© Mourinho, entonces entrenador del United y los jugadores del club, fue ampliamente elogiado por Solskjaer cuando fue llamado al primer equipo. ‚ÄúEs una historia fant√°stica. Lo conoc√≠ poco despu√©s de llegar aqu√≠ y ver su viaje, prepar√°ndome, la forma en que estaba motivado, esto es algo que siempre tendr√° de su lado. Es una inspiraci√≥n para todos los jugadores. Puedes ver que cuando est√° en el campo ya no tiene miedo, ya ten√≠a miedo en su vida y ahora solo quiere divertirse ‚ÄĚ, dijo el entrenador noruego. El temor se mantuvo con el apodo: en febrero del a√Īo pasado, Max cambi√≥ oficialmente su nombre para convertirse en Taylor, el apodo de su padrastro, en lugar de Dunne, el apodo del padre que usaba hasta entonces.

En noviembre, en el momento de la convocatoria del juego contra Astana, Max Taylor habl√≥ con la BBC sobre el diagn√≥stico, el tratamiento y el regreso al entrenamiento. ‚ÄúSent√≠ un bulto. Hice un examen y pensaron que era un quiste, lo cual es muy com√ļn a mi edad. Pero cuando repet√≠ el examen, hab√≠a aumentado de volumen. Fui a un especialista e hice otro examen. Fue entonces cuando me dijeron que en el √°rea de infecci√≥n al lado del quiste hab√≠a un tumor, probablemente un tipo de c√°ncer testicular ‚ÄĚ, dijo el central. Era necesario hacerse una biopsia, sin duda, y el Manchester United le dijo a Max que se tomara unas vacaciones antes de conocer el resultado. Max se pos√≥ para Portugal y fue en Portugal cuando recibi√≥ la llamada que confirm√≥ el escenario m√°s grave. Regres√≥ a Inglaterra, ingres√≥ en un hospital de oncolog√≠a y supo desde el principio que la situaci√≥n era a√ļn m√°s complicada de lo que inicialmente se esperaba.

Manchester United v West Bromwich Albion: Premier League 2





El joven central a√ļn no ha debutado en el equipo principal del Manchester United, pero es una presencia regular en los Sub-23 del club.

‚ÄúEl c√°ncer ya hab√≠a alcanzado el abdomen y tambi√©n hab√≠a manchas en los pulmones. Inmediatamente me dijeron que necesitar√≠a quimioterapia fuerte, un per√≠odo corto pero muy intenso. Ten√≠a miedo. Ya hab√≠a tenido la mala suerte de tener c√°ncer, desde el principio, as√≠ que cuando me dijeron que exist√≠a la posibilidad de seguir propag√°ndome, estaba preocupado ¬ę, record√≥ el ingl√©s, quien sinti√≥ que¬Ľ todo le fue quitado ¬ę, incluido el f√ļtbol. . ‚ÄúVivimos en una burbuja. Es solo f√ļtbol, ‚Äč‚Äčf√ļtbol, ‚Äč‚Äčf√ļtbol. Entrena un d√≠a, juega al d√≠a siguiente, entrena de nuevo. Esa noche, cerr√© la puerta de mi casa y pens√©: ‘¬ŅY ahora qu√©?’ ‚ÄĚ, explica Max Taylor.

Despu√©s de nueve semanas de quimioterapia, el joven ingl√©s todav√≠a fue operado, permaneci√≥ en el hospital durante varios d√≠as y atraves√≥ un per√≠odo mental dif√≠cil. por no sentirse ¬ęnormal¬Ľ y seguir teniendo muchos efectos secundarios de los tratamientos. En ese momento, estaba acompa√Īado por el psic√≥logo del Manchester United y considera que el apoyo de sus colegas, Jos√© Mourinho y despu√©s de Solskjaer en su regreso al entrenamiento, result√≥ crucial para combinar la recuperaci√≥n psicol√≥gica con la recuperaci√≥n f√≠sica.

A√ļn as√≠, Max Taylor solo tiene un deseo: ser tratado como cualquier jugador joven. ‚ÄúConozco a algunos de mis colegas desde que ten√≠a 14 a√Īos. Ellos son mis mejores amigos. Solo era necesario llegar al primer t√ļnel en entrenamiento para que se rieran de m√≠. Por divertido que parezca, ese momento fue muy bueno. Nunca descuidar√© el hecho de que ten√≠a c√°ncer, pero no quiero que la gente me recuerde por eso. Quiero ser una buena persona, un buen jugador y alguien que devuelva ‚ÄĚ, finaliza el protagonista de uno de los cuentos de hadas que ahora, especialmente ahora, merece atenci√≥n.

Manuel Rivas

Fernando Rivas. Compagino mis estudios superiores en ingeniería informática con colaboraciones en distintos medios digitales. Me encanta la el periodismo de investigación y disfruto elaborando contenidos de actualidad enfocados en mantener la atención del lector. Colabora con Noticias RTV de manera regular desde hace varios meses. Profesional incansable encargado de cubrir la actualidad social y de noticias del mundo. Si quieres seguirme este es mi... Perfil en Facebook: https://www.facebook.com/manuel.rivasgonzalez.14 Email de contacto: fernando.rivas@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *