& # 039; Caballo de palo & # 039; deja de ser sociedad secreta y se convierte en mania en Finlandia





Doce muchachas esperaban en fila en una arena en Helsinki para participar en la competición de adiestramiento, listas para exhibir sus habilidades hípicas. Sus rostros eran máscaras de concentración.





La jueza las hizo realizar todas las pruebas -paseo lento, trote, medio galope- y entonces les pidió un refreno tras tres pasos, la prueba clásica del entrenamiento y obediencia de un caballo adiestrado. La jueza observó seriamente, haciendo anotaciones ocasionales.

Si alguien extra√Ī√≥ el hecho de que las ni√Īas estaban cabalgando caballos de palo, nadie demostr√≥ nada. El mundo de hace de cuenta de las ni√Īas de los caballos de palo se extend√≠a hasta donde la mirada alcanzase.

Un veterinario distribu√≠a recomendaciones a las chicas sobre la programaci√≥n de vacunas de los caballos, diciendo "verifiquen si los ojos est√°n claros y que no hay flujo nasal". Las ni√Īas discut√≠an los linajes y los temperamentos de los caballos de palo, sus rutinas de entrenamiento y sus dietas. Hab√≠a riendas con strass a la venta.

Entre las ni√Īas que escuchaban las recomendaciones estaba Fanny Oikarinen, de 11 a√Īos, que vive en una villa al norte de Helsinki, la capital finlandesa. Fanny es serio, tiene cabellos rubios largos y un peque√Īo piercing de plata en la nariz. la

la quinta serie vino acompa√Īada de la espantosa estratificaci√≥n social de las ni√Īas adolescentes, con la importancia repentina y vital de ser popular y bonita. Fanny dijo que no ve mucho sentido en eso.

"Las cosas normales, que las ni√Īas normales disfrutan, no tienen nada que ver conmigo", dijo.





Pero ella se siente en casa en el mundo de los caballos de palo, donde no hay lugar para chicos o adultos.

Fanny y su amiga, Maisa Wallius, est√°n entrenando para las competiciones del verano. Ellas coreograf√≠an una rutina de adiestramiento en dos partes, acompa√Īada por una canci√≥n del rapero Nelly. Cuando preguntamos qu√© tipos de chicas disfrutan de los caballos de palo, Maisa piensa un poco antes de contestar.

"Algunas son chicas que disfrutan de deportes", respondi√≥. "Algunas son ni√Īas muy solitarias. Y algunas pueden ser la chica m√°s cool de la escuela.

Es imposible definir exactamente cuando comenz√≥ la man√≠a finlandesa de los caballos de palo, porque se extendi√≥ durante a√Īos sin ser percibida por los adultos.

En 2012 la cineasta Selma Vilhunen top√≥ con murales de discusi√≥n en internet usados ‚Äč‚Äčpor fans de los caballos de palo. Ella se qued√≥ deslumbrada.

Las muchachas adolescentes habían inventado una forma de adiestramiento de caballos de palo en los que la parte inferior del cuerpo de la jalea galopaba y saltaba como un caballo mientras la parte superior quedaba erecta e inmóvil como una jalea. Había una red compleja de entrenadores, alumnas y competiciones, pero todo eso prácticamente sólo se comentaba en línea.

"Era como una sociedad secreta", dijo Vilhunen.

Una de las ni√Īas que ella busc√≥ para servirle de gu√≠a en el escenario de los caballos de palo fue la joven Alisa Aarniomaki, que vive en una ciudad en la costa oeste de Finlandia.

Aarniomaki, que es pelirroja y usa abrigo de cuero, era una celebridad en el mundo online por sus caballos de palo cosidos a mano y sus v√≠deos que la muestran cabalgando, pero dudaba en dejar a sus compa√Īeros de clase saber de eso.

Cuando ella ten√≠a 12 a√Īos, algunos amigos la sorprendieron entrenando en los bosques cerca de la escuela y se burlaron de ella por estar disfrutando de una broma de ni√Īo.

"Eso no correspond√≠a a la idea que ten√≠an de una ni√Īa de 12 a√Īos", cont√≥. "Dije que nunca consegu√≠ un novio."

En 2017 Vilhunen lanz√≥ su documental, "Hobbyhorse Revolution", que capt√≥ a las caballeras disfrutando largos per√≠odos de alegr√≠a ruidosa. Esto fue importante para la cineasta, buena parte de cuyo trabajo trata de ni√Īas adolescentes.

"Las ni√Īas peque√Īas est√°n autorizadas a ser fuertes y salvajes", coment√≥. "Creo que cuando llegan a la pubertad, la sociedad comienza a moldearlas para adoptar un cierto tipo de conformismo."

Hoy el pasatiempo del caballo de palo se festeja como producto de exportación nacional. Hay campeonatos nacionales anuales en el verano, y Aarniomaki es la portavoz extraoficial del hobby.

Ella ya ha sido invitada a hacer demostraciones en Suecia, Rusia y Holanda, todos los países donde el hobby está despegando.

El Ministerio del Exterior finlandés le pidió que hiciera caballos de palo para George y Charlotte, los hijos del británico príncipe Guillermo.

En cierta ocasi√≥n Aarniomaki fue invitada a una fiesta en Francia en la que caballos de palo fueron entregados a los invitados adultos, seg√ļn ella para que pudieran "huir de sus vidas normales aburridas y probablemente exhaustivas". La √ļnica cosa que la deja furiosa, ella agreg√≥, es cuando las personas describen su actividad como broma.

"Cuando alguien dice que estamos jugando, eso minimiza todo lo que hicimos, desmiente la realidad", dijo ella, que hoy tiene 22 a√Īos y vive en Helsinki con su novio.

Pero ante la creciente comunidad de entusiastas, el problema del ridículo no llega a ponerse realmente. "Hace mucho tiempo que no me encontré con eso", dijo Aarniomaki. "Vivo en una burbuja llena de caballos de palo."

Cuando Fanny llegó a la adolescencia, esa comunidad ya estaba presente, lista para recibirla con los brazos abiertos.

Ella estudia en la escuela de primer grado de su aldea, donde hay 24 ni√Īos en su clase de la quinta serie, la mayor√≠a de los cuales Fanny conoce desde el jard√≠n de infancia.

Ella se siente cada vez m√°s diferente de las ni√Īas con quienes creci√≥. Fanny oye el heavy metal. Hace dos a√Īos, decidi√≥ que era g√≥tica y pas√≥ a vestirse de negro. Entonces lleg√≥ la pubertad. Ella empez√≥ a corresponder en ingl√©s con personas que ella describe como sus "amigos de Internet", que ella conoci√≥ en foros de los grupos de metal que ella disfruta.

"No tengo muchos amigos", dijo Fanny. "A veces creo que quería ser más popular."

Su amiga Maisa tambi√©n est√° pasando por cambios, tanto que se deshizo de sus √ļltimos Legos y Barbies. Hoy pasa m√°s tiempo al tel√©fono.

"Ellos están en una edad en la que no juegan más", comentó la madre de Maisa, Titta Savolainen. "Da para verlas volviéndose adolescentes."

Fue contra ese telón de fondo que Fanny compró su primer caballo de palo, por 24 euros (unos 106 euros) -una yegua árabe malhada a la que dio el nombre de Amanda.

Inmediatamente ella sintió que había encontrado "su cosa", como explicó.

"Tengo un mont√≥n de amigas que tambi√©n disfrutan de caballos de palo, as√≠ que yo sab√≠a que no estaba sola", dijo. "Puedo ser tan ni√Īo como yo quiera."

En una tarde reciente las dos muchachas volvían a casa en medio de la nieve mojada.

Entonces, otra vez trajo Tarz√°n – "√©l es un caballo s√ļper lindo, aprende muy r√°pido y le encanta saltar" -, y las dos muchachas partieron en el camino helado.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *