& # 039; Aprovechamos la destrucción de las protestas para rehacer las calles de lo contrario & # 039; dice el teniente de alcalde de Barcelona





Barcelona continúa promoviendo la idea de ser una ciudad más amigable para los peatones. Y las protestas por la independencia de Cataluña han ayudado indirectamente en esto.





"Aprovecharemos (la reconstrucción) para hacerlo de manera diferente para que no haya autos", dice Janet Sanz, vicealcalde de la ciudad y secretaria de urbanismo, movilidad y ecología.

La ciudad ha creado "super islas": bloques de hasta nueve bloques con calles cerradas a los automóviles, con bancos, mesas y estructuras en el asfalto, para disfrutar de la ciudad a pie.

Se avecinan nuevos bloqueos de automóviles: en enero, entra en vigor un veto a los automóviles de más de 20 años, y hay planes en marcha para reducir la velocidad máxima a 30 km / h en el 90% de las calles.

Graduada en derecho y negocios, Janet, de 35 años, habló con el Hoja durante una visita a Sao Paulo.

"Tenemos mucho trabajo por hacer en Barcelona, ​​pero hay mucho más aquí. No sabría por dónde empezar", dijo.

¿Cómo ha sido el trabajo para recuperar Barcelona después de las protestas?





Está siendo rápido. Se quemaron más de 1,000 contenedores (de basura) en una semana. A finales de año, todos se repondrán. Lo disfruto: mientras bajaban por una calle, se quitaban las tachuelas, dije, no los vuelvan a poner. Aprovechemos la oportunidad para hacerlo de manera diferente, para que no haya autos. Estamos desplegando un nuevo modelo de ciudad verde y sostenible, y aprovechamos cada oportunidad como esta.

¿Cómo es el modelo de las "super islas"?

Ya hay cinco creados, y hagamos todo lo posible. Mi objetivo es que toda Barcelona sea una súper isla, un espacio para que la gente juegue y viva en las calles. Somos una ciudad mediterránea, hace mucho sol y la gente sale a la calle. Esto tiene que ser facilitado.

¿Cómo se realiza la implementación?

Flexiblemente Hay un proceso participativo muy intenso con los vecinos, que dura un año. Dicen: quiero algo para niños aquí, un asiento porque cuando vengo del mercado, estoy cansado y quiero sentarme. Allí se definen los usos. Los pintamos en el suelo, tentativamente, y la gente comienza a usarlos. Y veamos qué necesita cambiar, hasta que definamos qué se hará de forma permanente.

¿Qué otras medidas hay en los planes?

El 1 de enero, los automóviles que funcionan con gasolina del 2000 y los diésel de antes del 2006 tendrán prohibido ingresar a la ciudad. Esto nos permitirá reducir la circulación de 125,000 autos de un solo golpe.

La intención es ampliar aún más esta restricción. Será la primera ciudad en España en crear una zona de bajas emisiones que cubra toda la ciudad. Madrid solo lo hizo en la zona central.

También queremos que el 90% de las calles tengan un límite de 30 km / h. El tema de la seguridad vial es central. Me explicaron que aquí, en São Paulo, casi mil personas mueren cada año en el tráfico (había 884 en la ciudad en 2018). Es inaceptable Tenemos 30 años al año, y me parece una barbarie.

No hace mucho, un niño fue atropellado cerca de una escuela. Fue un drama en la ciudad. Todos saben que esto no se puede repetir. Y la velocidad es la clave.

¿Hay contrapartes en este bloque?

Sí, la tarjeta verde. Si tiene un automóvil viejo y lo abandona, le daremos una tarjeta que le da derecho a utilizar todo el transporte público de forma gratuita. Pero debe comprometerse a no comprar otro vehículo durante tres años. Ya hemos llevado a seis mil personas a este cambio.

También estamos aprovechando el modelo para compartir y creando una tarjeta para que pueda pagar todos estos servicios, llamados T-Mobilidad. Es el modelo Maas (Mobility as a Service), pero con liderazgo público. Creamos esta plataforma y hablamos con operadores públicos y privados para unirse. Los pagos se realizarán según lo utilizado. Y habrá descuentos a medida que use más. Se espera que sea lanzado en 2021.

¿Cómo puede la ciudad alentar este intercambio?

Hemos hecho un reglamento para las bicicletas: todas tienen que ser eléctricas, reservamos espacios en las calles y pagarán una cantidad anual para circular y estacionar. Hay un límite de 7,000 bicicletas de cinco compañías. Fabricamos bicicletas porque ya no queremos autos.

¿Y los scooters?

Hemos hecho una regulación muy restrictiva y se prohíbe compartir compañías. Puede tener un scooter y usarlo, pero no los encontrará tirados a la calle. Tenemos demasiadas cosas en el espacio público, y no es para todo.

¿Qué hay de Uber?

Es una plataforma internacional, como Airbnb. Llegan, hagan lo que hagan para ver cómo funcionan las cosas, y comienzan a operar. Aquí dijimos "no, tenemos reglas, y necesitamos que se adapte y estamos abriendo gradualmente este mercado". Dijeron "no, hagamos lo que queramos".

¿Qué sucedió? Hubo un gran conflicto con los taxis, que bloqueó Barcelona durante tres meses, y nos paramos junto a los taxis. Luego hicimos una regulación que el servicio de Uber no se puede ordenar de inmediato. Si desea usarlo, debe reservar una hora antes.

¿Esta funcionando?

Sí. Siempre hay trampas, pero tenemos mucha policía. Ponemos diferentes placas en ellos para saber cuándo es un automóvil Uber, y hacemos inspecciones.

¿Estar en una región más autónoma como Cataluña ayuda a hacer cambios radicales?

Los municipios son las primeras puertas de cualquier vecino, pero somos la administración más precaria. No tenemos recursos y capacidades. Barcelona, ​​como Madrid, tiene una carta municipal, que le da más poder que otras ciudades.

La Generalitat (gobierno de Cataluña) no paga prácticamente nada y constantemente abandona sus compromisos.

Nuestro objetivo es que las ciudades tengan más recursos y poder de decisión. Al igual que con el tema de Airbnb y las plataformas internacionales, hemos creado una especie de grupo de trabajo junto a Amsterdam, París, Copenhague, Londres y Nueva York. Nos estamos uniendo porque tenemos los mismos problemas y espacios que necesitan una regeneración urgente.

¿Cómo califica a São Paulo, en términos urbanísticos?

La ciudad me pareció increíble. Tiene un capital social y cultural superpoderoso. Pero sentí un horror de la estructura del camino. La sensación es que el trabajo que se debe hacer aquí es enorme, no sabría por dónde empezar.

Vi el Minhocão, la avenida Paulista, la isla de Bororé. Las estructuras viales son una barbarie que no privilegia a las personas, contamina los alrededores y genera áreas urbanas degradadas. Hay que hacer más por el transporte público y la seguridad para el ciclismo. Los senderos para bicicletas son escasos.

Defiendes un "urbanismo feminista". ¿Cómo lo defines?

¿Quién hace las ciudades? Hombre blanco de mediana edad que tiene trabajo y es de clase media. Lo que estamos haciendo es revertir esto. Primero, porque yo y la alcaldesa Ada Colau somos mujeres, ¿y qué ponemos en el centro? La vida cotidiana.

El espacio público debe ser la expresión de niños, personas mayores, mujeres, diferentes itinerarios de vida. No todos van a trabajar todo el tiempo. El trabajo reproductivo también debe ser visible, no solo productivo. Se necesitan espacios para crear comunidad, sentarse y hablar, compartir con los vecinos. Para mí, el feminismo está incorporando a todos en la planificación urbana.

Janet sanz

Licenciado en ciencias políticas, administración y derecho por la Universitat Pompeu Fabra (España). Ha sido concejal (equivalente a concejal de la ciudad) en Barcelona desde 2011, y también vicealcalde y secretaria de ecología, movilidad y urbanismo. Afiliado a la fiesta Barcelona En Comú.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nací en Cuba pero resido en España desde muy pequeñito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interesé por el periodismo y la información digital, campos a los que me he dedicado íntegramente durante los últimos 7 años. Encargado de información política y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook: https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *